sábado, 31 de octubre de 2009

¡ BASTA YA ! CAMPAÑA DE VOTO EN BLANCO PARA LAS PROXIMAS ELECCIONES

Corrupción política, ley de partidos políticos inexistente, reparto injusto de impuestos, fraude fiscal, paraísos fiscales.

Ha llegado el momento de decir a los partidos políticos ¡Basta ya!

Y sólo hay una forma de decírselo y es con el voto en blanco, empecemos desde este momento una campaña de voto en blanco para las próximas elecciones. No olvidemos que el poder está en nuestras manos no en las de la clase política, nosotros se lo damos pero también se lo podemos quitar


¡DIFUNDE ESTE MENSAJE!

viernes, 30 de octubre de 2009

¿Por qué hay tanta corrupción en España?


Correa, Camps, Mata, Millet, Prenafeta. Macià Alavedra, ayuntamientos de Santa Coloma y Sant Andreu de Llavaneras, en fin, estamos en pleno auge de procesos judiciales por casos de corrupción política aflorando cada día un nuevo caso, el último en Catalunya y mañana Dios sabe donde, y esto es sólo la punta del iceberg
Y la pregunta del millón es ¿Porqué hay tanta corrupción política en España?, lo más fácil sería decir “porque en España somos unos chorizos o en todas partes hay chorizos” como dijo Montoro. Pero esa es la respuesta fácil, las causas verdaderas son otras, son estructurales y políticas. Al respecto vamos a presentar a continuación un magnífico artículo publicado en la prensa en Marzo pasado de Víctor Lapuente Giné profesor de Ciencia Política de la Universidad de Gotemburgo (Suecia).

¿Por qué hay tanta corrupción en España?
La principal causa de los escándalos es el alto número de cargos de designación política en las instituciones nacionales, autonómicas y locales. Son redes clientelares que viven de que su partido gane las elecciones

VÍCTOR LAPUENTE GINÉ 27/03/2009 El País

Para los que estudiamos la corrupción a nivel comparado, la reciente oleada de escándalos en España no representa ninguna sorpresa. Países como Francia, Italia, Portugal o España llevan años mostrando niveles de corrupción y de calidad de gobierno más parecidos a los de países autoritarios en vías de desarrollo que a los propios de democracias capitalistas avanzadas con décadas de pertenencia a la OCDE. ¿Qué factores separan a estos países, y en particular a España, de las democracias libres de corrupción?

En EE UU el alcalde no puede colocar a mucha gente. El Ayuntamiento lo gestionan profesionales
En muchas ciudades europeas sólo tres o cuatro personas son nombradas por el partido ganador
Una primera tentación que hay que evitar es la de afirmar que la corrupción está en "nuestra cultura". Se trata de un argumento peligroso e intelectualmente poco satisfactorio, pero que, sin embargo, goza de cierto predicamento en algunos círculos -posiblemente los mismos que afirmaban no hace tanto tiempo que la democracia representativa o el capitalismo no tenían espacio en nuestra cultura mediterránea y/o católica. Como un creciente número de estudios está demostrando, la causalidad parece ir en todo caso en la dirección opuesta: los países desarrollan "malas" culturas -o culturas donde predomina la desconfianza social- como consecuencia de unos elevados niveles de corrupción.
Una segunda tentación a evitar es el impulso legalista, con mucho arraigo en España, uno de los países del mundo con una mayor proporción de abogados en sus administraciones. Desde la visión legalista, expuesta, por ejemplo, por el Tribunal de Cuentas en un informe sobre corrupción local, lo que explicaría la misma en España sería "la falta de regulación", que "permite un margen de discrecionalidad, no siempre acorde con la protección del interés público". Pero, ¿alguien puede de veras creer que la solución a la corrupción local consiste en regular todas y cada una de las actividades de estas administraciones?
Sorprende comparar la actitud de nuestro Tribunal de Cuentas con sus equivalentes nórdicos: en ellos, en lugar de artículos con detallados procedimientos, encontramos simplemente alguna presentación de powerpoint señalando que el objetivo es evitar una "deficiente contabilidad", dejando discreción casi absoluta a los auditores públicos sobre cómo llevar a cabo su labor de fiscalización.
Como la literatura moderna sobre corrupción señala, las causas de la corrupción no hay que buscarlas en una "mala cultura" o en una regulación insuficiente, sino en la politización de las instituciones públicas. Las administraciones más proclives a la corrupción son aquéllas con un mayor número de empleados públicos que deben su cargo a un nombramiento político. Y aquí, el contraste entre España y los países europeos con niveles bajos de corrupción es significativo. En una ciudad europea de 100.000 a 500.000 habitantes puede haber, incluyendo al alcalde, dos o tres personas cuyo sueldo depende de que el partido X gane las elecciones. En España, el partido que controla un gobierno local puede nombrar multitud de altos cargos y asesores, y, a la vez, tejer una red de agencias y fundaciones con plena discreción en política de personal. En total, en una ciudad media española puede haber cientos de personas cuyos salarios dependen de que el partido X gane las elecciones.
Esto genera diversos incentivos perversos para la corrupción. Los empleados públicos con un horizonte laboral limitado por la incertidumbre de las próximas elecciones son más propensos a aceptar o a solicitar sobornos a cambio de tratos de favor que los empleados públicos con un contrato estable. En segundo lugar, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría del mundo occidental, donde los políticos locales están forzados a tomar decisiones junto a funcionarios que estarían dispuestos a denunciar cualquier sospecha de trato de favor, en España toda la cadena de decisión de una política pública está en manos de personas que comparten un objetivo común: ganar las elecciones. Esto hace que se toleren con más facilidad los comportamientos ilícitos, y que, al haber mucho más en juego en las elecciones, las tentaciones para otorgar tratos de favor a cambio de financiación ilegal para el partido sean también más elevadas.
¿Qué podemos hacer para reducir esta politización? La experiencia de otros países resulta ilustrativa. Por ejemplo, entre finales del siglo XIX y principios del XX muchas ciudades de Estados Unidos presentaban unos niveles de politización y corrupción tan estratosféricos como los reflejados en la película Gangs of New York, donde el gobierno de la ciudad aparece capturado por redes clientelares e incluso criminales. Unos años después, la extensa politización de las administraciones locales -y, de su mano, la corrupción- descendió de forma drástica gracias a reformas institucionales como la sustitución del tipo de gobierno strong-mayor (el tipo de gobierno local que predomina en España, en el cual un solo cargo electo, el alcalde y su mayoría de gobierno, acumula mucho poder) por el denominado city-manager. En esta nueva forma de gobierno, los cargos electos retienen la capacidad legislativa, pero el poder ejecutivo pasa a manos de un directivo profesional nombrado por una mayoría cualificada de concejales y por un periodo de tiempo no coincidente con el ciclo electoral, reduciendo así el grado de dependencia política.
Este tipo de gobierno, o variantes del mismo, ha sido adoptado en las administraciones locales de los países occidentales que presentan menores niveles de corrupción. En ellos, el partido que gana las elecciones tiene las "manos atadas" a la hora de hacer nombramientos, porque existe un directivo profesional que gestiona la organización administrativa, o bien debe llegar a amplios acuerdos con otras fuerzas políticas, incluyendo con frecuencia a las de la oposición, para nombrar a cargos públicos. En general, se trata de buscar mecanismos institucionales para que se seleccionen empleados públicos cuya continuidad en el cargo dependa de su competencia o mérito y no de su lealtad política.
Es importante subrayar que el nivel de competencia de los empleados no es sinónimo de lo que tradicionalmente se interpreta como sistema de mérito en España; es decir, unos funcionarios públicos seleccionados mediante oposiciones y con una plaza "en propiedad" de por vida, con independencia de su rendimiento. La evidencia empírica nos muestra que no es necesario tener una administración repleta de funcionarios para reducir la corrupción. Por ejemplo, los dos países menos corruptos del mundo en 2008, Suecia y Nueva Zelanda, eliminaron hace años el estatus funcionarial para la gran mayoría de sus empleados públicos, que en la actualidad se rigen por la misma legislación laboral que cualquier trabajador del sector privado.
¿Podemos aspirar en España a unas administraciones más flexibles y eficientes y, a la vez, menos corruptas? El principal obstáculo para ello es que aquí el debate público está atrapado entre dos visiones antagónicas e indeseables ambas. Por un lado, los partidos políticos que, amparándose en la rigidez tradicional de la administración pública, han fomentado instituciones que permiten una alta politización de la administración y, por tanto, generan corrupción. Por otro, los representantes de los cuerpos de funcionarios que abogan por el mantenimiento de un sistema de empleados públicos inamovibles. Quien obviamente paga las ineficiencias derivadas de la politización y de la rigidez administrativa son los ciudadanos.
Aunque esta situación parezca irreversible, la experiencia de otros contextos debe infundirnos optimismo. Cuando activistas como Richard Childs -hombre de negocios y promotor de un tipo de gobierno local basado en directivos profesionales como los existentes en el sector privado- iniciaron su improbable lucha contra la politización y la corrupción que asolaban la mayoría de niveles administrativos en Estados Unidos hace ya más de un siglo, se enfrentaron a redes clientelares cuyo poder parecía inexpugnable. Sin embargo, triunfaron porque fueron capaces de movilizar los intereses de aquellos que en última instancia generaban la riqueza del país, convenciéndolos de que ésta se estaba malgastando no con malas políticas públicas, sino con malos políticos, o mejor dicho, con la pervivencia de malas instituciones utilizadas por los políticos para sostener sus redes clientelares. ¿Podrá alguien en España movilizar esos intereses?

Víctor Lapuente Giné es profesor de Ciencia Política en el Quality of Government Institute de la Universidad de Gotemburgo (Suecia).
Nota del Blogger: Magnífico artículo como hemos dicho al inicio de esta entrada, pero esos cambios drásticos en la organización de las administraciones yo los veo inviables en este país. Sólo se me ocurre que un voto en blanco mayoritario en las próximas elecciones después de una campaña previa, sería un serio aviso de que los ciudadanos nos hemos hartado.

jueves, 29 de octubre de 2009

¿Por qué no un impuesto especial por la compra de acciones en Bolsa? En Brasil lo acaban de hacer

En todos los diferentes mercados existentes en la economía de un país cuando se produce una transacción se genera los impuestos correspondientes que son los pilares del mantenimiento del estado del bienestar.
Así en España en el mercado de bienes y servicios el IVA contribuye con un 16% y pronto será un 18%.; el automóvil tributa con el impuesto de matriculación, y en el mercado inmobiliario cuando se produce una transacción de un activo inmobiliario, como por ejemplo un piso, también se genera un impuesto. Los impuestos especiales gravan al tabaco, alcohol y carburantes. En el mercado laboral las rentas de trabajo también tributan en función de su cuantía.
¿Y en el mercado mobiliario se tributa cuando se produce una transacción? ¿Se tributa cuando se compran activos mobiliarios como por ej. las acciones de la bolsa? Pues no señores en ese mercado que es precisamente el mercado de la especulación pura y dura únicamente, no se tributa ni un duro cuando se realiza una transacción, pero en los demás mercados de la economía real sí que se producen impuestos, manda cojones. Por supuesto que si al vender una acción se produce una plusvalía sí que tributará en el Impuesto de la Renta del mismo modo que cuando uno vende un piso y obtiene una ganancia también lo hace. Pero nos estamos refiriendo, que quede claro, al impuesto que grava las transacciones o adquisiciones de las cosas, porque volvemos a repetir en el mercado mobiliario no se produce tributación alguna en el momento de una transacción y en mi opinión debería gravarse esas transacciones con un impuesto especial como se hace con el tabaco por ej.
En algún foro que he expuesto esta idea se me ha tachado poco menos que de visionario o de chalado, pero mira por donde resulta que Brasil lo acaba de hacer al poner un impuesto del 2% a las operaciones de capital especulativas en Bolsa o en renta fija. Con esta medida el gobierno brasileño trata de impedir la entrada de capital extranjero para evitar la sobrevaloración de la moneda brasileña y la formación de burbujas. Hay que decir que la bolsa brasileña ha subido más del 70% y la moneda más de un 30%
Y mira por donde al conocerse esta noticia inmediatamente la bolsa y la moneda cayeron en torno al 4% y al 1,5% respectivamente

Y en España que el estado acaba de subir los impuestos para reducir el déficit público ¿no se podría tomar una medida de este tipo precisamente para aumentar la recaudación de impuestos?
¿Y por otra parte es justo que cuando yo compro una barra de pan pago un 4% de IVA, cuando compro una camisa un 16%, y cuando un especulador compra una acción de bolsa no paga nada?

Bueno pues mientras el ciudadano de a pie al que le han subido los impuestos continúe adormilado todo seguirá igual, pero si despertase y rugiese otro gallo nos cantaría

miércoles, 28 de octubre de 2009

"unir gas y electricidad no es un paso, es un salto", coñooo...no lo había pensado..

Leo en la prensa de hoy el siguiente anuncio publicitario de Gas Natural y Unión Fenosa “unir gas y electricidad no es un paso, es un salto” y me digo coñooo no lo había pensado es verdad. Y digo a continuación y porque no dan un segundo salto y pillan también el agua, y porque no un tercer salto y pillan también el teléfono, y porque no un cuarto salto y pillan también la sanidad pública. Joder estaría de puta madre una empresa privada que tuviera todos esos servicios públicos, una empresa privada cubierta eso sí sus espaldas por la Caixa que está en todos los ajos.
Y así un día pueden vender esa macroempresa a una empresa extranjera como acaba de hacer la Caixa con Aguas de Barcelona que la acaba de vender a la empresa francesa Suez, pero tranquilos que las decisiones políticas que pueda tomar Suez las tendrá que supervisar la Caixa ¡qué listos son Fainé y Nin!. Con ese dinero la Caixa piensa fortalecer su posición en el ramo de los seguros., ramo que tiene un porvenir extraordinario cuando se empiece a comprar pólizas de seguros de vida a particulares y se titularicen y se ofrezcan a los fondos de inversión como se hizo con las hipotecas subprime; pero esto es más seguro porque lo que es seguro es que uno se muere, de hecho se comprarán seguros de muerte, no seguros se vida. En EEUU esto ya se está haciendo, que aquí no inventamos nada. Ya hablaremos de este tema en un artículo próximo.

Y al del talento, perdón al del talante que le parece que los servicios públicos los agrupe una empresa privada en vez de hacerlo el estado, y que los venda luego a una empresa extranjera. Calla hombre que el del talante está pensando como rebajar el déficit anual recaudando más impuestos de los ricos, JA JA JA JA,,,

Otra de chorizos..hoy "Chorizos a la catalana"

Como todos sabéis la cocina es internacional y la diversidad de la misma es un disfrute para el paladar, cocina vasca, cocina gallega, cocina japonesa, cocinas del mundo, en fin para que seguir. De momento nos estamos ciñendo a las cocinas españolas, y si la semana pasada presentamos la receta española “Chorizos a la Sicav” hoy le toca a la cocina catalana, y siguiendo con el chorizo, jo que obsesión, presentamos la receta “Chorizos a la catalana”. Mañana no sé cual presentaremos, podría ser “Chorizos a la gallega” o “Chorizos a la andaluza”, ya se verá.

El texto del pié de la foto del chef de la cocina catalana en este caso, sirve para cualquier otro chef, quiere decir "mis chicos habrán sido unos chorizos pero yo los echo cuando se descubre, yo no me quería enterar pero al final me entero, y la justicia ya lidiará con ellos, y aquí no ha pasado nada."
¿Responsabilidad política? de que…que estamos en "Egpaña" y aquí el rebaño silencioso es el rebaño silencioso, y a seguir mandando que son dos días.

P.D. Tranquilos Macià y Lluis que os defenderá el abogado Juan Córdoba, el mismo que defendió a Jordi cuando lo de la Banca Catalana.

viernes, 23 de octubre de 2009

Más de chorizos… “Teoría de los ciclos” (choriciles)


Estaba yo empezando a preocuparme seriamente por considerar que últimamente estaba obsesionado por el tema de los chorizos, pues veía chorizos por todas partes, cuando leo en la prensa de esta semana un magnífico artículo que también hablaba de chorizos, por lo que me dije ¡ hombre no soy el único, menos mal !
Se trata del artículo “Teoría de los ciclos” (choriciles) de Enric González.
Por tanto aquí os dejo este magnífico artículo que no tiene desperdicio. Por cierto los fabricantes de chorizos están la mar de contentos porque las ventas de este producto han aumentado últimamente.

Teoría de los ciclos
Enric González 21/10/2009 El País

Las cosas nos parecen mal porque no las entendemos. Pero tienen su lógica. Es una cuestión de ciclos. El chorizo de cuello blanco, da igual que sea catalán o pernambuqueño, funciona con un ciclo determinado. Y la justicia, en su afán por adecuarse a los ritmos sociales, intenta que su ciclo coincida con el del chorizo. ¿No les parece normal?
Tomando como patrón el caso de Renta Catalana, Fèlix Millet debería ingresar preventivamente en prisión en 2030
Veamos un ejemplo práctico.
Renta Catalana fue una sociedad fundada en 1972. El objetivo consistía en captar dinero e invertirlo en la construcción, un negocio que, como se sabe, no falla nunca. Renta Catalana tenía como modelo Sofico, una empresa que por entonces parecía funcionar muy bien, aunque la gente informada sabía que consistía en una simple estafa piramidal: cada nuevo inversor servía para pagar a los anteriores. Sofico intentó blindarse metiendo en su Consejo de Administración a militares y magistrados franquistas. Renta Catalana (seis millones de pesetas de capital propio, hasta 1.500 millones en ahorro ajeno) hizo lo propio colocando en los cargos directivos a unos cuantos retoños de la vieja burguesía: un Millet, un Molins, un Trías de Bes.
En la práctica, tanto Sofico como Renta Catalana reventaron en 1974, tras el primer arreón de la crisis del petróleo. Lo de Sofico fue considerado uno de los grandes escándalos del tardofranquismo. Lo de Renta Catalana, bueno, en fin, fue un asunto catalán y se llevó con más discreción.
En 1978, los directivos de Renta Catalana convirtieron a los inversores, a los que no podían pagar intereses, en accionistas. Como no había beneficios, sino pérdidas, tampoco había dividendos. Y a vivir, que son dos días. Los inversores, más de 2.000, no se conformaron y presentaron querellas en numerosos juzgados.
Hasta aquí, un ciclo de chorizo de cuello blanco: desde 1972 hasta 1978, seis años.
Veamos el ciclo de la justicia. En 1978, como decíamos, empiezan a florecer querellas por todas partes. Instruir sumarios de este tipo resulta complicado. Hay que actuar con celeridad para que los presuntos culpables no huyan ni destruyan pruebas. Sólo cinco años después, en 1983, los responsables de Renta Catalana, entre ellos Fèlix Millet, ingresaron en prisión preventiva. Por unas semanas, tampoco era cuestión de exagerar. En 1984 llegaron las condenas. A Ignasi Baquer Miró, fundador de Renta Catalana, le cayeron un año de cárcel y 30.000 pesetas de multa por falsedad en documento mercantil. A Fèlix Millet Tusell, dos meses de arresto y otras 30.000 pesetas por algo tan disculpable como un delito de imprudencia.
Fue un ciclo típico de la justicia: desde 1978 a 1984, seis años. Obsérvese que ambos ciclos, el del chorizo de cuello blanco y el de la justicia, coinciden en su duración.
Como suele ocurrir, cuando llegaron las sentencias por Renta Catalana ya hacía tiempo que se desarrollaba un nuevo ciclo choricil. En 1978, justo cuando Renta Catalana se iba a pique de forma más o menos fraudulenta, o imprudente, por utilizar el término exacto, Fèlix Millet inició otro ciclo: fue elegido (por quienes podían elegirle, es decir, familiares, amigos y conocidos) presidente del Orfeó Català.
Este ciclo choricil salió largo y abundante. Hasta este mismo año, 2009, Millet se llevó un montón de pasta y acumuló cargos en la llamada "sociedad civil". No vamos a entretenernos en la desfachatez y el volumen del latrocinio (presunto) del chorizo (confeso) Millet. Limitémonos a lo que nos interesa, la duración del ciclo: desde 1978 hasta 2009, 31 años.Eso supone una grave responsabilidad para el juez instructor, que, para ajustarse al sistema cíclico, deberá adaptar su propio ciclo judicial al ciclo choricil. El juez ha de tomárselo con muchísima calma. De momento, ha tardado tres meses en tomar declaración a Millet y compañía. No ha podido fijar fianza ni prisión preventiva, porque esas dos cautelas servirán para amenizar la espera de juicio durante los próximos 31 años. Tomando como patrón el caso de Renta Catalana, Millet debería ingresar preventivamente en prisión poco antes de la sentencia definitiva. Entre 2030 y 2040, digamos. Para entonces tendrá más de 100 años y será tal vez un poco mayor. Descartémoslo. No descartemos, sin embargo, que haya puesto en marcha un nuevo choriceo: no hay dos sin tres

martes, 20 de octubre de 2009

¿A qué espera el Gobierno? Los inspectores de Hacienda creen que un plan antifraude lograría 100.000 millones

Este pasado 15 de este mes de Octubre en su XIX Congreso Anual en Valladolid, centrado en la crisis económica y en la lucha contra el fraude fiscal, los inspectores de hacienda presentaron un plan destinado a conseguir para las arcas públicas 100.000 millones de euros adicionales en los próximos cuatro años, 25.000 millones por año, más del doble de lo que reportará la actual subida de impuestos que acaba de aprobar el gobierno a partir de 2010 (que es casi 11.000 millones de euros anuales). José María Peláez, encargado de presentar el plan, respecto a esta subida de impuestos ha dicho “Y no se debe olvidar que el importe del aumento va a recaer sobre los que ya están pagando"
La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado, que agrupa a la mayoría del sector, alerta de que el nivel de fraude en España (representa casi una cuarta parte del PIB) duplica la media europea y lo atribuye a la "falta de voluntad política". Teniendo en cuenta que la presión fiscal supone el 33% de la economía, el volumen de evasión ronda los 70.000 millones de euros anuales, según esos cálculos.
Los inspectores volvieron a criticar la falta de control que existe sobre las Sicav, las sociedades de inversión utilizadas por las grandes fortunas para gestionar sus patrimonios y que escapan al control de la Inspección, pues están tuteladas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Desde hace tiempo los inspectores de hacienda han presentado una serie de medidas concretas contra el fraude fiscal de las que enumeramos tres de las más importantes a nuestro entender
  • Creación de una Policía Fiscal
  • Creación de un Sistema de Inteligencia Fiscal para la búsqueda de delitos fiscales
  • Ante la lentitud de la Justicia prolongación del plazo de los 5 años de prescripción de los delitos financieros

CARALLOOOOOOO ¿ Y EL GOBIERNO A QUÉ ESPERA? PUES ESO A QUE EL CIUDADANO DE A PIE SIGA SOPORTANDO EL PESO PRINCIPAL DE LA CARGA FISCAL

lunes, 19 de octubre de 2009

¿Qué dice MAFO ante el informe de Moddy´s sobre la Banca Española?


La agencia de calificación internacional de riesgos Moddy’s acaba de convulsionar a la Banca Española al declarar que la misma está peor de lo que aparenta pues esconde la morosidad real en unos 3 puntos porcentuales ya que está realizando la práctica habitual de que cuando un crédito está a punto de ser moroso por no pagar y por tanto tener que declararlo como pérdida en sus cuentas o lo refinancia, alarga el plazo, o compra el activo que lo respalda, es decir el piso o el local. Esta práctica es legal pero como dice Moddy’s esconde unos 57.000 millones de pérdidas.
Inmediatamente han salido voces como la de la patronal de la banca y otras muchas diciendo que Moddy’s se ha pasado, lógico que lo digan pues recordemos que la relación de la banca con sus clientes está basada en la confianza.

Pero a renglón seguido la mayor consultora financiera del mundo PricewaterhouseCoopers en su informe económico del tercer trimestre del año también indica que las entidades financieras españolas no han aflorado "correctamente" en sus balances y cuentas de resultados la pérdida de valor económico de sus activos. Y no sólo eso, también considera necesaria una reforma "profunda" de la regulación.

Anda si resulta que de la regulación financiera se encarga mi amigo MAFO. ¿Y que dice pues mi amigo MAFO el presidente del Banco de España el vigía de la solvencia financiera de la banca , que es quién tiene aclarar esta situación? Pues mi amigo MAFO su presidente aún no ha abierto la boca, pero no lo duden cuando lo haga seguramente dirá que la banca ya está tomando medidas como las fusiones de las cajas para lo que tienen el FROB el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancario que todos hemos puesto a su disposición. Pero lo que es seguro que dirá y pedirá una vez más es, que la verdadera solución de la banca es la reforma laboral de todos los españoles, para que con ella cuando la economía vuelva a ir bien y los españoles vuelvan a pedir créditos los problemas de la banca se solucionarán.
Es decir volver a la Economía de la Deuda, vivir permanentemente endeudados que para eso están los bancos. Es decir más de lo mismo por lo que apañados estamos pues está más que demostrado que este tipo de economía provoca de forma cíclica crisis como la actual.

Al respecto no está demás recordar aquella frase que dijo en 1802 Thomas Jefferson, tercer presidente de los EEUU “Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate”
En aquel entonces la Reserva Federal, el Banco Central de EEUU, no existía aún; si hubiese existido no sé si se hubiera atrevido a pronunciar esa frase.
Thomas Jefferson también dijo “No gastes lo que todavía no has ganado”

Pero volviendo a nuestro tema ¿Qué dirá MAFO, me equivocaré sobre lo que he aventurado que dirá? Ojala me equivoque

domingo, 18 de octubre de 2009

“Chorizos a la Sicav”

La última entrada de este blog iba de chorizos y como a mí me gusta mucho este sabroso bocado pues seguimos con chorizos pero cambiamos de receta y hoy os voy a poner la de “Chorizos a la Sicav”

En artículos anteriores que trataban de las Sicavs, se decía que cuando obtienen ganancias si éstas no salen de la sociedad sólo pagan un 1%, a lo que estábamos radicalmente en desacuerdo y argumentamos el porqué, pero que en el momento de retirar los beneficios las personas físicas que los recibiesen los tributarían en su IRPF ese año.

Pues OSTIAAA resulta que no, que tampoco tributan cuando retiran dinero real de las mismas habiendo beneficios en el balance, pues resulta que realizan un chanchullo que la Comisión Nacional del Mercado Valores (CNMV) ese órgano “penefactor” de las mismas se lo permite.
Explicamos el chanchullo, resulta que retiran dinero en concepto de disminución del capital social de la Sicav, es decir reducen el capital social de la misma reduciendo el número de acciones, quedándose los beneficios dentro de la sociedad y siguiendo figurando en el balance claro. Esta reducción de capital sólo tributa un 1% en concepto de transmisión patrimonial, en vez del 18% si fuese beneficios. A ver lo lógico sería que al sacar dinero fuese obligado contabilizarlo como retirado a cuenta de las plusvalías existentes, y si el dinero retirado fuera mayor que las plusvalías existentes entonces esa diferencia sí que sería disminución de capital. Pero no, se les permite hacer el chanchullo explicado. En teoría llegará un momento que si siguen retirando dinero esos beneficios tendrán que tributar, pero seguro que tienen otro chanchullo escondido en la manga que mi ignorancia no alcanza a ver que les permitirá no pagar ni un duro; no lo duden que así será.
Hay que decir que esta operación no puede repetirla una Sicav en un breve periodo de tiempo pues Hacienda podría interpretarla como una retirada de beneficios encubierta, pero como hemos dicho en otras ocasiones Hacienda tiene las manos atadas con las Sicavs pues éstas están tutelas exclusivamente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuyo anterior vicepresidente Arenillas era propietario de una Sicav.
Al respecto el pasado jueves 16 de Octubre se inició el congreso anual de los Inspectores de Hacienda y entre otras cosas que ya comentaremos en otro artículo volvieron a criticar que las Sicavs se escapan al control de la Inspección de Hacienda al estar tuteladas por la CNMV como hemos dicho..

Bueno pues ésta ha sido la receta de “Chorizos a la Sicav” espero que no se os atragante y si acaso habéis tenido un subidón de rabia podéis activar los altavoces para escuchar la “Canción de la Semana para Bajar la Rabia”

¿Chorizos? Sí, pero de los nuestros

Estamos en un momento de choriceos a go go, de diferentes índoles y colores. Está el caso de Francisco Correa y la trama Gürtel, que afecta al PP en las Comunidades Valenciana y Madrileña, con la implicación de Francisco Camps presidente de la Comunidad Valenciana y con la reciente dimisión de Ricardo Costa secretario general del PP de Valencia. En Catalunya tenemos el espeluznante caso de Félix Mollet, que afecta a la Asociació Orfeo Catalá, Fundació Orfeo-Palau de la Música y al Consorcio del Palau, con donaciones irregulares a la Fundació Trías Fargas de Convergencia, respecto a esto último ha habido una propuesta de Esquerra Republicana y ICV para prohibir las donaciones anónimas a fundaciones de partidos políticos, y me juego un h..y la yema del otro a que no prosperará. En Catalunya también tenemos la trama de los inspectores de hacienda, en fin suma y sigue.

Estos casos están en manos de la justicia pero independientemente del final que tengan, ¿que dicen los partidos políticos afectados, les ha sacado los colores estos casos?. Pues más bien no, pues va mi amigo Montoro y sale y dice por la tele - chorizos sí claro, en todas partes hay chorizos, es una cosa normal...- Y se queda tan tranquilo el tío, como si el partido no tuviera ninguna responsabilidad política, con apartar a esos individuos del partido ya está y la justicia ya hará el resto, pero responsabilidad política por el tiempo que esos pájaros han estado en el partido ninguna, manda cojones, sí cojones con jota, no c... Porque repetimos, como ha dicho el Sr. Montoro es normal que haya chorizos y si son los nuestros que más da.
Bueno a continuación transcribimos un impagable artículo de Juan Goytisolo aparecido en la prensa con el título de esta entrada

¿Chorizos? Sí, pero de los nuestros
Juan Goytisolo El País 23/09/2009

La mejor noticia de un verano pródigo en desastres, guerras y atentados ha sido para mí la exculpación, confiemos que definitiva, de nuestro santo Job valenciano. Tras sufrir la ordalía del terror sectario, el acoso cruel de una Inquisición y la hipermediatización hostil del caso con la sonrisa crispada del justo cuyos trajes de corte impecable pagó religiosamente al contado en Forever Young y Milano, su sobreseimiento por un juez fuera de toda sombra de amiguismo, me llenó de alivio.
Tras sufrir la ordalía del terror sectario, el santo Job valenciano ha sido exculpado por un juez ajeno al amiguismo
Reducir el gasto es tan relevante como el incremento de ingresos fiscales
Era hermoso verle en la plaza de toros de su ciudad aclamado por centenares de asistentes al acto de desagravio, arropado por un grupo selecto de compañeros de partido: la sabia y refinada Rita Barberá, por una vez sin sus bolsos de marca Gürtel, el sencillo y honesto presidente de la Diputación de Castellón, cuya innata timidez de buen chico oculta siempre con unas sobrias gafas ahumadas; en fin, por todo el elenco escogido a dedo por un jefe exultante y en olor de multitudes. ¡El triunfo de la verdad y la justicia frente a la calumnia y la imputación falsa levantan el ánimo alicaído de la gente honrada en estos tiempos de relativismo moral y dictadura laica!
El proceso de corte estaliniano montado contra el nuevo Job bíblico, se basaba, como sospechábamos, en un cúmulo de alegaciones carentes de todo fundamento, de pruebas groseramente manipuladas por gente sin escrúpulos. Sin ir más lejos, puedo testimoniar que la supuesta conversación de Job con Álvaro Pérez, El Bigotes, reproduce palabra por palabra la que grabó y me envió meses antes un matrimonio gay amigo para mostrarme que la separación física de la pareja -uno de los cónyuges había viajado a Estados Unidos para preparar su doctorado en Ciencias- no había hecho mella en sus sentimientos de amor recíproco. ¡Agárrese a su silla, atento lector, y lea su trascripción!
El marido: amiguito del alma.
Su esposo: oye, que te sigo queriendo mucho.
El marido: y yo también.
Su esposo: te quiero como un huevo.
El marido: contarás durante muchos años con mi lealtad, ¿vale?
Su esposo: ¿durante muchos años? No, hijo de puta, durante toda tu vida.
El marido: bueno, yo quiero que nos veamos con tranquilidad para hablar de lo nuestro... que es muy bonito.
Su esposo: cuanto tú quieras y te dejen y puedas.
Quien conozca el diálogo con El Bigotes difundido por la prensa comprenderá el grado de mi sorpresa al descubrir que la conversación del matrimonio amigo, con añadidos y extrapolaciones destinados a apuntalar la tesis de los vínculos existentes entre el paciente Job y la trama corrupta, era la comidilla de los cínicos y desaprensivos que medran en aguas turbias. El hecho no ofrece dudas: ¡algún sembrador de bazofia había manipulado dos grabaciones distintas como arma arrojadiza contra nuestro espejo de demócratas!
Por dicha razón, el homenaje de desagravio a Job en el coso valenciano me reconfortó. Aparcada la acusación de su soborno por Orange Market o alguna otra empresa de Francisco Correa, el entusiasmo del público llegaba al alma. El justo de mandíbulas contraídas y sonrisa sobrepuesta parecía al borde de las lágrimas. Su exultación iluminaba también el semblante del Jefe, de la alcaldesa, de Carlos Fabra: era la del diestro que, tras una faena inolvidable, da vueltas y más vueltas al ruedo al frente de su cuadrilla. ¡Venceremos, sí, venceremos, porque somos los mejores y conectamos con las preocupaciones cotidianas del pueblo!
De ese pueblo que harto del debate de ideas y exposición de programas contrapuestos, se aferra al viejo espíritu del clan y asume con naturalidad lo de "poco importa que sean chorizos, si son de los nuestros".

lunes, 12 de octubre de 2009

¡Que chollo es ser banquero!


Hace unos días me encontraba yo en una oficina bancaria, pues como todo hijo de vecino también me toca ir de cuando en cuando, y hablando con el empleando que me atendía sobre la situación económica actual en un momento dado me suelta - “…y nos piden a los bancos que demos garantías, que garantías vamos a dar si no las tenemos…”-, palabras textuales 100%.
Al salir de la oficina recordando sus palabras pensé que efectivamente tenía razón el empleado porque que a ver, según datos que leí hace poco en la prensa la banca española en Junio de este año debía a particulares y empresas españoles nada menos 1,1 billones de euros; y a su vez tenía prestados también a particulares y empresas españoles unos 1,8 billones de euros; a título de aclaración se observa que dentro de España tienen concedidos más créditos que depósitos han recibido de los clientes españoles, por lo que esa diferencia la consiguen con deuda externa que la banca tiene fuera de España, pues recuerden una y mil veces, la banca nunca presta con su dinero, que lo tiene y mucho, lo hace siempre con el dinero que pide prestado. Bueno, pues resulta que esos 1,1 millones de euros que debe la banca a los españoles es aproximadamente el PIB anual español, ósea la producción española de bienes y servicios de un año, y por tanto yo estuve de acuerdo en aquel momento con el empleado que me atendió y pensé que efectivamente la banca no puede tener garantías para una cantidad de ese tamaño. Recordemos que el negocio de la banca está basado en inicialmente pedir prestado sin dar ninguna garantía real, pues lo único que da desde hace siglos a la sociedad es la garantía psicológica de la confianza en ella, y a continuación prestar, eso sí, pidiendo garantías a sus prestarios por que si no se va todo a tomar por cu… y tenemos que entrar todos a salvarlos como está ocurriendo en estos momentos.
Ante esta reflexión me digo…pero bueno, que equivocado está ese empleado, pues la banca tiene las garantías máximas ya que como acabo de decir cuando un banco se hunde no se lo podemos permitir y los ciudadanos tenemos que salvarlo. Por tanto y además está claro que un banco no es una sociedad privada por más que digan y parezca que lo sea, poque en la realidad es una sociedad pública.
Y a continuación me digo, pues vaya chollo que es ser directivo bancario, tienen sueldos de escándalo, primas de más escándalo y jubilaciones de todavía más escándalo, como la reciente del Goirigol… ese del BBVA, de la que hemos escrito un artículo en este blog, sin tener ninguna responsabilidad real.
Y para acabar ¿a que esperamos a exigir que la banca sea de pública de verdad?

sábado, 3 de octubre de 2009

En recuerdo a Greenspan el oráculo de Wall Street

Todo el mundo habla de que este hombre, Greenspan, fue uno de los principales culpables de la crisis financiera en la que estamos por mantener durante muchos años el dinero a tan bajo interés lo que permitió el endeudamiento (apalancamiento) salvaje de la sociedad americana, endeudamiento que originó las hipotecas subprime y la especulación salvaje que fueron las causas principales de la burbuja financiera. Los grandes especuladores siempre actúan con dinero prestado.
Pero ese señor hizo una mucho más gorda a mi entender cuando en 1999 convenció al presidente de EEUU por aquel entonces Clinton, para que aboliese una ley que duraba ya más de 60 años, concretamente desde después de la Gran Depresión de los años 30, que impedía a la banca comercial ser banca de inversión al mismo tiempo. A partir de esa fecha la gran banca comercial pasa a ser también de inversión y empieza a depredar hasta que 8 años después se alcanza el desastre financiero actual.

Bueno todo esto parece un plan perfecto para favorecer a los de siempre, 1º Eliminan la ley que impide a la banca comercial especular 2º Compran valores en Bolsa 3º Se presta gratis a todo el mundo todo el dinero que piden 4º La Bolsa sube, la burbuja financiera sube 5º Falta poco para que la burbuja explote y venden los valores comprados ahora que están por las nubes 6º Se continua prestando gratis todo el dinero que se pide para conseguir que la burbuja explote 7º La burbuja explota. 8º Vuelven a comprar ahora que la Bolsa está por los suelos. 9º Y vuelta a empezar

Realmente el oráculo ha tenido mucho que ver en este desastre.

250.000 euros al mes de pensión para un directivo del BBVA

250.000 € son para que nos entendamos mejor 41 millones de las antiguas pesetas, pues bien eso es lo que va a cobrar al mes José Ignacio Goirigolzarri exconsejero delegado ya del BBVA que a sus 55 años se ha jubilado.
El directivo en cuestión que como hemos dicho se llama GoiriGOLzarri ¡vaya GOL que ha metido el pobre hombre! Y pone cara de tonto en la foto, esos goles no los pone ni Cristiano el “fumbolista”.
Al conocerse la noticia públicamente ha habido respuestas para todos los gustos y de todos los colores, las de los miembros del gobierno y las de los políticos de derechas comedidas, y las de los políticos de izquierdas y organizaciones sindicales más agrias por este orden. ¿Y la patronal?, después lo comentaremos.
Bueno en cuanto a los miembros del gobierno ha habido una excepción a lo que he dicho antes, pues Celestino Corbacho el ministro de Trabajo ha dicho textualmente “que desde el BBVA nunca nos den consejos para que congelemos las pensiones de 800 euros o abaratemos el despido". Cada vez me cae mejor este hombre

Y mi amigo MAFO el presidente del Banco de España, el Greenspan español, ese al que yo tanto quiero, ese que menuda mano le echó a los bancos con el tema de las provisiones (ver en entradas destacadas de este blog), ese que cada dos por tres no se puede aguantar y pide reformas laborales, ¿ha pedido MAFO reforma laboral para los directivos de la banca, una reforma que abarque los sueldos desorbitados, la limitación de primas, los planes de pensiones, etc etc. Pues MAFO que se sepa no ha abierto la boca, bien hecho que en boca cerrada no entran moscas. Pero no lo dudéis dentro de 4 días pedirá la reforma laboral, pero para todos los españoles.

¿Y mi otro amigo Díaz Ferrán que ha dicho?, pues como se vio por televisión parecía un bulldog que casi muerde al periodista cuando le preguntó sobre este asunto. Le contestó que ese era una asunto privado de una empresa privada. Amigo Ferrán a ver si te enteras de una p…. vez, los bancos son empresas públicas disfrazadas de privadas que van de privadas pero que cuando van mal el Estado tiene que salvarlas, y este hecho justifica que tendrían que ser públicas. Eso es lo mismo el hijo de papá que va de progre por la vida pero que cuando tiene problemas su papá siempre se los soluciona, pues con la banca pasa lo mismo será privada pero "de facto" es pública, ya que papá Estado, o sea nosotros tenemos que salvarla cuando hace falta.
A propósito de este señor, el pasado mes de Agosto realicé un viaje a Mallorca desde la T1 de Barcelona con Air Comet, la empresa que el preside, esa empresa cuyos trabajadores estuvieron 4 meses sin cobrar, ¡coño ¿que quieres? si es que los bancos no dan créditos!, y a la hora del embarque no había ningún empleado en los mostradores; llegaron media hora después de la hora prevista y mientras realizaban los embarques estaban colgados al teléfono realizando otras tareas de control según me contó el empleado que realizó mi embarque. ¡Si señor Ferrán eso es productividad a bajo coste! En esa media hora de espera yo realicé un comentario en voz alta sobre lo que estaba pasando mencionando a Díaz Ferrán, y el rebaño silencioso que estaba a mi alrededor me miró con una cara de ¡este tío se ha vuelto loco!, ninguno sabía quien era Díaz Ferrán .

Volviendo a Goirigolzarri, siempre nos queda el consuelo de que con esa pensión tan alta aportará al Estado un 43% cada año cuando haga la Declaración de Renta. Oye a ver si va a montar una Sicav y no vemos un duro.
Y acabo como siempre, ¿y el ciudadano conforme que tenga dinero en el BBVA, lo retirará? A propósito ¿cuándo juega el Barsa – Madriz?


jueves, 1 de octubre de 2009

Va otra vez de Sicavs, “Los impuestos de los ricos”

Magnifico artículo de Xavier Vidal-Folch publicado por el País en el día de hoy 15 de Octubre titulado “Los impuestos de los ricos” que como tema de fondo está las Sicavs, tema que hemos tocado en este blog en profundidad en el artículo “SICAVS, PARAÍSOS FISCALES LEGALES EN ESPAÑA” en el que coincidíamos prácticamente en todo con el contenido del de Xavier Vidal-Folch., por ejemplo cuando dice textualmente ”Conviene mimar al capital financiero, que encarna el ahorro de ayer, la inversión de hoy y el empleo de mañana. Con límites. Mientras el distinto trato no desemboque en clara distorsión e inequidad flagrante. Y mientras las Sicav y compañía sean auténticas herramientas de inversión y no meros instrumentos de gestión de cartera de las grandes fortunas, como es frecuente aquí. Y siempre que el control de cualesquiera rentas pasen por la ventanilla de Hacienda, que no es el caso, pues aquí la tutela de las Sicav corresponde a la CNMV.”
Estamos totalmente de acuerdo con este texto que es una declaración a favor de la economía real en contra de la economía puramente financiera.
Curiosamente hace bastantes años el Estado mimaba al ciudadano que le prestaba dinero a través de los bonos ICO, para que el Estado lo prestara a su vez a la pequeña y mediana empresa, mediante una deducción del 15% en su Declaración de la Renta.
Bueno, a pesar de coincidir prácticamente en todo como hemos dicho queremos puntualizar un tema relativo a la fiscalidad cuando Xavier Vidal-Folch dice “Distintos robinhood locales alegan que estas fortunas apenas tributan: sólo el 1%, una afrenta a todos los demás. No es exactamente así. Las Sicav tributan, sí, al 1% en el Impuesto de Sociedades. Pero cuando sus socios retiran dividendos o venden sus participaciones obteniendo plusvalías, lo hacen al 18% en su impuesto personal sobre la renta, IRPF. De modo que sus rendimientos finales tributan como las demás rentas de capital, sean dividendos o intereses de los depósitos bancarios”
Se podría interpretar este texto como que, bueno como sociedades no pagan pero al final sus accionistas pagan en el IRPF como los demás, como si con esto se igualase el trato recibido. En otros medios hemos leído también comentarios parecidos.
Pues bueno esto no es así, porque hay una diferencia muy importante en la aportación que el Estado recibe vía impuestos de una Sicav y de una Sociedad Anónima. Ponemos un ejemplo, supongamos que una Sicav y una Sociedad Anónima obtienen ambas beneficios durante 5 años de forma consecutiva, pero sin embargo no reparte ninguna de las dos dividendos a sus socios y tampoco ningún socio se retira obteniendo plusvalías durante esos 5 años. En ese caso durante esos 5 años no habrá tributación alguna por rendimientos de capital en el IRPF derivados de esas sociedades. Pero sin embargo hay una diferencia importantísima en la tributación fiscal de esas dos empresas. La Sicav aportará cada año al Estado únicamente unas cantidades por el 1% de los beneficios que obtenga en concepto del Impuesto de Sociedades. Sin embargo la sociedad anónima aportará cada año al Estado unas cantidades por un 30% de los beneficios que obtenga por ese mismo concepto, pero además y lo que es mucho más importante el Estado percibirá cada año debido a la actividad de esa sociedad anónima otras aportaciones mucho más importantes como son las tributaciones por IRPF de los empleados de esa sociedad anónima, y la aportación al IVA por los bienes o servicios que esa sociedad genera, lo cual no ocurre con una Sicav. O sea que está claro que hay una diferencia abismal en la aportación al Estado entre las Sicavs y las Sociedades Anónimas.

Bueno después de este preámbulo extenso pero creemos que necesario, transcribimos el artículo completo de Xavier Vidal-Folch publicado en El País


LOS IMPUESTOS DE LOS RICOS
XAVIER VIDAL-FOLCH El País 01/10/2009

Una vez que la vicepresidenta Elena Salgado reconoce que la vuelta de tuerca fiscal recaerá "sobre la amplísima clase media", la más numerosa y la que más impuestos paga, es lógico que arrecie el debate no sólo sobre la oportunidad de subir impuestos en plena recesión, sino también sobre la equidad de su reparto. Incluso a riesgo de virus demagógicos.
Un aumento de la presión fiscal a las Sicav debiera llevarse al ámbito de la UE y el G-20
Ricos y superricos, como las meigas, haberlos haylos. Y en su mayoría refugian sus fortunas en unas peculiares Instituciones de Inversión colectiva (IIC), las 3.300 Sociedades de Inversión de Capital Variable (Sicav), con un patrimonio de 27.000 millones de euros, algo menos de 4,5 billones de pesetas.
Distintos robinhood locales alegan que estas fortunas apenas tributan: sólo el 1%, una afrenta a todos los demás. No es exactamente así. Las Sicav tributan, sí, al 1% en el Impuesto de Sociedades. Pero cuando sus socios retiran dividendos o venden sus participaciones obteniendo plusvalías, lo hacen al 18% en su impuesto personal sobre la renta, IRPF.
De modo que sus rendimientos finales tributan como las demás rentas de capital, sean dividendos o intereses de los depósitos bancarios. Ahora, verán aumentar su tipo un punto (al 19%) para un tramo de hasta 6.000 euros y tres (hasta el 21%) para cantidades superiores. Ése es uno de los escasos propósitos de progresividad en el paquete fiscal del Gobierno, pues la parte del león, el aumento del IVA y la supresión de la mal diseñada deducción de 400 euros, son lineales.
Se destaca el agravio comparativo de que las rentas del capital vengan tributando a ese 18%, mientras que las del trabajo (abrumadora mayoría de la recaudación por IRPF) lo hagan en una escala entre el 24% y el 43%. Ese mejor trato fiscal lo comparten las Sicav con las demás IIC, como los fondos de inversión. O con las cartillas de ahorro.
La diferencia más llamativa está entre el tipo del 1% aplicado a todas las IIC, Sicav incluidas, y los que gravan al resto de compañías en el Impuesto de Sociedades: un 30% como tipo básico, antes el 35%. Aunque en realidad el tipo efectivo era inferior. Tras acogerse a las deducciones disponibles, podía acercarse al 28%.
O sea que una compañía industrial pagará por sus beneficios el (teórico) 30% en Sociedades, y los beneficios que recojan sus accionistas, el 19%-21% en el IRPF. Mientras que para las Sicav será del 1%, y sus partícipes pagarán igual que los otros accionistas.
¿Tienen sentido estas asimetrías entre el capital financiero y el, digamos, industrial? Es discutible. Conviene mimar al capital financiero, que encarna el ahorro de ayer, la inversión de hoy y el empleo de mañana. Con límites. Mientras el distinto trato no desemboque en clara distorsión e inequidad flagrante. Y mientras las Sicav y compañía sean auténticas herramientas de inversión y no meros instrumentos de gestión de cartera de las grandes fortunas, como es frecuente aquí. Y siempre que el control de cualesquiera rentas pasen por la ventanilla de Hacienda, que no es el caso, pues aquí la tutela de las Sicav corresponde a la CNMV.
Tiene sentido mimar la inversión en economías que la necesitan como agua de mayo. Pero también hay un correlato histórico menos risueño: la globalización supuso el libérrimo movimiento de capitales. Para atraerlos, los Estados, estimulados por las rebajas fiscales del republicanismo y del thatcherismo, compitieron entre sí y con los multiplicados paraísos fiscales. Desfiscalizaron así el capital: la contrarreforma tributaria. Acierta Salgado al describir que "el capital viaja a la velocidad de la luz": en Alemania, Austria, Holanda o Francia las Sicav tributan cero en el Impuesto de Sociedades.
Pero a ese viaje se le puede imponer algún peaje. Siempre que albergue ambición global y alcance, al menos, europeo. Si ésa es la opción, aproveche el Gobierno su silla en el G-20, y su próxima presidencia de la Unión Europea, para impulsarla. No tanto por su capacidad recaudatoria inmediata, sino como alivio del contribuyente de a pie, y para evitar que se haga el "distraído", el "polizón", como ironizaba Luigi Einaudi en su mítico Mitos y paradojas de la justicia tributaria
.